domingo, 20 de noviembre de 2011

Boda Boliviana


Durante mi estancia en el Puerto de Santa María, tuve la ocasión de ``trasladarme a Bolivia´´ o mas bien fue un grupo de Bolivianos los que se vinieron para el Puerto , para asistir a la boda de uno de sus compatriotas,que decidieron casarse por la Iglesia ya que en su país no lo pudieron hacer en su día, por diferentes motivos.
Yo rodea de tanta gente con los rasgos característicos de aquellas tierras me parecía que esta en aquel país.
Esta familia, se vinieron huyendo de la pobreza , buscando una vida mejor para ellos y sus hijos y ¡VALLA SI LO HAN ONSEGUIDO¡todo con su ezfuerzo ,su buen hacer, su bondad y su educacion. Cuando llegaron a esta tierra en la primera casa que entraron a trabajar fue en casa de los padres de mi yerno, ella de asistenta,y el cuidando del padre que lleva años en una silla de ruedas, de ahí la importancia que para todos tenia esta celebración. Después de algún tiempo el cayó muy enfermo hasta el punto que no daban mucha seguridad los médicos de que pudiera sobrevivr. Mi hija y mi yerno iban con frecuencia al hospital a verlo y acompañar a Nelsi su esposa que estaba destrozada, de verse tan lejos de su patria y su familia, con su marido tan grave;ahí es cuando ella prometio que si su marido salia de aquel trance se casarian por la iglesi eso, si el`` licenciado´´ don. Juan y su esposa accedian a ser sus padrinos . Como tanto mi hija como mi yerno son muy humanos , quisieron darle esa satisfaccion , y cuando llego el día de la boda allí estaban ellos en lo alto del altar esperando a los.novios ya que al mejorar el, decidieron cumplir con su promesa.
Fue muy emotivo el ver aquel hombre bajito y grueso que`` parecía haber salido de un lienzo de Botero ´´bajar de una hermosa Limusina blanca y del brazo de su hija de 27 años caminar sobre una alfombra roja . Nelsi (la novia) iba el brazo de su hijo mayor, y todos precedidos de unas niñas entre ellas mi nieta Clara ataviadas de blanco y con coronas de flores con cestas de pétalos de rosas arrojándolas al pasos de los novios .El sacerdote que los caso les dedico una simpática homilía que nos hizo a todos reír y los acompaño a la cena que tenían preparada para los asistentes
Fue un acto muy hermoso, nos ofrecieron una cena con platos típicos de su país . Amenizo la cena una orquesta también de su tierra y hubo además de una suculenta comida , baile , baile y mucho baile. Fue todo precioso, y sobre todo dieron maestra de que las buenas personas, son bien acogidas donde quiera que vallan .. Solamente me queda desearle que esa felicidad de ese día les dure toda la vida .